alexis cabezas, el abuelo

alexis cabezas, el abuelo

Monday, August 06, 2012




no se trata de la caricia a la que estamos acostumbrados
la caricia convencional
la de la mano abierta
la caricia antagónica a la cachetada
la caricia vacía
no
no se trata de esa caricia
me refiero es a la caricia que comienza en la punta de un solo dedo
el dedo índice
toda la piel del cuerpo en el espacio de la yema del dedo índice
es la caricia del dedo índice detenido en el tiempo
sólo dibujando cada perfil de la cara
bajando después de meses hasta llegar
al más pequeño de los dedos de tus pies

es la caricia de tu propio dedo
haciéndote temblar
igual que lo hacían los torturados
cuando les aplicaban la picana eléctrica
pero ahora el dolor trasmutado en placer
es un solo dedo haciendo vibrar el cuerpo
como si lo envolviera el escalofrío de la fiebre
es ese dedo acariciando y provocando mil fiebres distintas
mil estertores
mil jadeos
mil sensaciones diferentes en una sola

es la caricia de ese dedo transformado en fragua
en soplete
incendiando el resto del cuerpo
es la caricia de los mismos pensamientos
de los pensamientos traducidos después de las palabras
del adivino de vidas
el vidente de soledades
el escritor de verdades
ocultas en tus carcajadas
es también la caricia a mano llena de tu cabello
que se parece a la sábana negra de la que habla el poema anterior
cabello toalla
cabello almohada
con fragancias a soledades
a helados
a pocos años
demasiado pocos

es la caricia de la mano
de las manos
y tus ojos todavía cerrados
para no ver lo que sucede en las caricias
y únicamente sentirlas
ni siquiera presagiarlas
únicamente sentirlas
es la caricia
son las caricias medicamento infalible
para jaquecas
insomnios
migrañas
y otros dolores de cabeza

es la caricia que mientras la sientes
se abren todas las compuertas de tus ojos
para inundar tu rostro con lágrimas
que te dejan vacía de rabias
seca de odios
como tierra recién arada
preparada para la siembra
cultivos de sonrisas
grandes sembradíos de paz
regados con las aguas sagradas de miradas interminables
adornadas con caricias
palabras necesarias
acompañadas con la música de nuevas caricias
caricias que te incitan a ti misma a hacer caricias
a desgastar la piel de tus manos haciendo caricias
solamente caricias
nada más que caricias
sueños de caricias
buenas noches de caricias
caricias de buenos días

caricias de dedos
que moldean cada forma de tu cuerpo
dedos que en la caricia se hacen escorpiones
arañas
y vos esperando ser tatuada
con las caricias de ellos
deseando que no se separen nunca más de tu piel
deseando que pasen a ser de tu absoluta pertenencia
deseando que se hagan parte indivisible de tus pasos
deseando que no tengan otro nombre
que no sea tu nombre
deseando hacerlas ropas de tu cuerpo
deseándolas cincuenta horas al día
deseando hacer una fiesta con las caricias
deseando caminar mirando la acera
para ver cuántas caricias consigues botadas
deseando que te den por nombre
caricia

caricias muñecas
para jugar con ellas todo el día
insomnios de caricias de cuando los estudios
exámenes de caricias
tesis de caricias
pasantías por caricias de mediodía
diploma de honor de caricias
caricias suma cum lauden
birrete volando en las caricias del festejo
caricias del primer trabajo
y caricias de tus propias manos en la ducha

qué no darían mis caricias por ser parte de tu ducha
por secarte cada gota de agua de la ducha tuya
ser la caricia del agua de tu ducha
llevarte en caricias a tu cama
y ahí llenarte de caricias
cada rincón bañado con las caricias de mis manos
mis manos haciéndole caricias a tus cabellos
y haciéndole descubrir a tus manos las caricias a mi cuerpo
dónde las caricias en mi cuerpo
de qué manera hacer las caricias a mi cuerpo
ver tu sonrisa mientras me acaricias el cuerpo
crucificado mi cuerpo por tus caricias
para que a punta de caricias sometas tu cuerpo al mío
hacernos uno en las caricias
sentir yo tus humedades después de la caricia
mientras la caricia
en la caricia
sentir vos la caricia de mi cuerpo entrando a tus espacios
acariciándote por dentro
acariciarte por dentro suavemente con las caricias de mi cuerpo erecto
bañar mi cuerpo erecto con la caricia de tu sangre caliente
ver como se desploma tu cuerpo al momento de la caricia volcán
incendiados los dos cuerpos en la misma caricia
blindadas las bocas en el beso caricia
que puede durar muchas caricias
tantas como las caricias que te sean necesarias
desde la primera caricia deseada
hasta tu sueño de esta noche
que será acariciado por mis letras caricias

caricias que la gente olvida hacer
aun a sabiendas de lo necesarias que son
tanto de ida como de vuelta
caricias de media tarde
cámaras e iluminaciones de noticiero
caricias de ediciones con tu cara de rabia
y barro en los pies
caricias a los pies tuyos después de la hora del cansancio
caricias de sábado para domingo
de día feriado
y de lunes a lunes
caricias de insomnios repetidos
tantas veces como lo permita el sueño
y la sequía de caricias
atardeceres de caricias
amanecidas de caricias de todas las sábanas
sábanas arrugadas de tantas caricias

caricias de mi tiempo
que se acerca a territorios desconocidos
caricias del tiempo tuyo
que apenas comienza a dar sus primeros pasos
virgen de caricias tu vida
generadora de caricias la mía
caricias de vino rosado
caricias de ensaladas
caricias de la lengua limpiando la otra boca
caricias y más caricias usadas como postre
jardines de caricias
regados a la noche
con el agua fresca de mis caricias
caricias de mis letras times new roman 12
caricias de brisa caliente y sudor
de sueño a las dos de la tarde
caricias de ascensor hasta el piso 18
y dos escaleras que nos llevan al cielo
cielo de tus caricias
infierno de tus caricias
muerte y vida en una sola caricia
suero de vida las caricias
alimentos de caricias
despedida en el encuentro de las caricias
caricias que se quedan a morir contigo
caricias que me traen a la vida
cuando llegas a ella abriendo las puertas y ventanas con tus caricias
para que inunde los pisos de tu casa con mis caricias

caricias de músicas diferentes
estridencias de caricias que duran todo el día
envuelvo mis caricias y te las regalo
todas
me quedo sin ninguna caricia
sólo te pido la caricia de tu voz
y te prometo mañana entregarte un ramo de caricias
rojas
amarillas
blancas mis caricias
caricias de fuego
caricias incendiarias
que harán estallar en tus manos nuevas caricias
te prometo que hoy voy a soñar con tus caricias
y también que dormiré abrazado a tus caricias
caricias a tu cabeza apoyada en mi pecho
después de la caricia de los cuerpos unidos en una sola caricia
diccionario de caricias
y reglas ortográficas que acarician nuestras caricias
desayuno de café y caricias
suculentas caricias como almuerzo
sándwiches de caricias para comer liviano en la noche
vaso de agua fresca llena de caricias frescas
viaje en autobús dormitando la imagen de tus caricias
para despertar sonriendo cuando casi me paso de la parada
donde siempre están las mismas caricias
que me dan el primer saludo del día
adornado con tus caricias
secándome el sudor con tus caricias
brisa de ventilador de caricias
que refresca mi noche llena de caricias
cada fin de semana esperando el premio mayor
de las caricias tuyas

apagones de caricias
iluminados con velas de caricias tuyas
tenues
medias luces de caricias
caricias que encandilan los ojos del escribiente
cuando hace letras tus caricias
dónde venden tus caricias
dónde las regalan
dónde se encuentran tus caricias
debajo de qué piedras están escondidas tus caricias
hasta cuánto se debe contar jugando al escondido con tus caricias
caricias tuyas que aparecen en mi ventana
el grito de las niñas que me nombran hombre de la ventana
necesitadas de caricias
damnificadas de caricias
hambrientas de caricias
con las ropas roídas por la falta de caricias
sucias las manos y los pies por tanto barro de caricias

caricias con la música de prodigy
en el despertar de este sábado que huele a café
caricias lentas
carias de otoño
en la música de vivaldi
caricias tan inmensas como estas nubes
que hacen de cortina en mi ventana
caricias con la intensidad de los amantes
que hacen caricias en estos ranchos de lata
bloque y plástico
como los que hacen de cortina de mi ventana
caricias de mis sábanas azules
siempre mi cama se viste de caricias azules
aunque mis sábanas sean de satén rojo unas
de satén negro las otras
caricias de mis dos almohadas
siempre son caricias de dos almohadas
no puedo dormir si no es con caricias de dos almohadas
te lo digo para que lo sepas
por si alguna vez tienes que hacerme alguna caricia
que siempre sean de dos almohadas

te hago caricias en la cuadratura matemática del cubo de rubik
y mil caricias más cuando oigo la voz de nina hagen
quiero fundar una escuela de caricias
donde las únicas alumnas sean tus caricias
y no dejar que te gradúes nunca
para pasar el resto de las ordenanzas del horóscopo
haciéndote exámenes de caricias
caricias de la mariposa que le hace caricias a las flores
del jardín de la mujer que me vuelve caricias
cada vez que la veo en su oficio de jardinera
caricias de mis almuerzos y cenas durante cinco meses
donde el menú único fue pasta con sardinas
sólo cuando existía la caricia de la pasta y las sardinas
caricias hermosas de los mensajes de texto
donde se me informaba
que a pesar de que ya no fuera la caricia del cuerpo que aún amo
siempre se me quería
y mucho
por el resto de la gente que me recibió en su casa
y la caricia más hermosa todavía
que decía que mi presencia en su hogar
era una caricia de  honores
y que la puerta siempre estaba abierta
para la caricia de mi entrada
cualquier día a cualquier hora
caricias para hacerte a orillas del mar
vos tendida en la sábana de la arena
yo quitándote la ropa para acariciar la sal en tu cuerpo desnudo
desnudos los dos en la caricia de las olas
suaves las olas
como la primer caricia
ya mi cuerpo clama la caricia del agua de mar
para que me purifique de malas caricias
y fortifique mi cuerpo con caricias de espuma
dejándome protegido de caricias
vulnerable solamente a tus caricias

millones de caricias se han hecho los amantes
a través de la historia
millones más en cada película donde los protagonistas son los amantes
pero todavía falta la caricia de yo a vos
y la de tus manos a yo
la primera caricia de ambos
para quedar prisioneros en las caricias de nuestras manos
jaculatoria por tus caricias antes de dormirme
para despertar al otro día
con la esperanza de descubrir por fin tus caricias
caricias de inmortal las mías
que vienen naciendo desde el 24 de octubre de 1653
aunque ese hecho histórico cause mil caricias de risas en tu rostro
tu rostro es una caricia para mis ojos
a veces miro tu rostro mucho tiempo
y veo el terreno fértil para sembrar mis caricias
a veces
no te lo puedo negar
miro en dirección a tus pechos pequeños
y no puedo dejar de imaginar mi lengua acariciándolos
protegidos por la caricia de mi boca
dicen
y queda mal que lo diga yo
pero dicen que mi boca acaricia bien
tal vez sea por mi entrega absoluta al momento de la caricia
dicen
y también lo digo yo
que nada como una caricia en el momento exacto
para salvar una vida
aunque después esa vida
le pertenezca a uno por el resto de las caricias
hay caricias de oro  18 con diamantes y rubíes engarzados
caricias que cuestan todo el dinero del mundo
son caricias para lucirlas en fiestas de medianoche
pero también hay caricias de barro y aguas estancadas
caricias de mil días sin agua
caricias que hieden a días y días sin bañarse
caricias de manos callosas
endurecidas por el cemento
esas son caricias que no hay dinero que las pueda comprar
porque son las caricias más tiernas que te puedas imaginar
las conozco
las he tenido en mi rostro
las he sentido serpenteando por mi pecho
rompiendo los botones de mi camisa
han quitado mi cinturón para liberar mi pantalón
y se han metido por mi ropa
acariciando y acariciando
acariciando y acariciando
enervando mi cuerpo
transformándolo en obelisco
en geiser con sus caricias
lavando su rostro con la caricia de mi simiente
volviendo loca su lengua
mientras acariciaba los restos de la vaguada

caricias de la mujer lesbiana
que aprendió en mi cuerpo a acariciar a un hombre
y que después de descubierto el placer
se quedó acariciando el resto de la noche
como si no supiera hacer otra cosa que no fuera acariciar
caricias a su cara inerte
caricias a su rostro ya muerto
como queriendo revivirla con mis caricias
caricias de sueldo mínimo y sin cesta ticket
caricias que ella hizo en mi rostro con sus pies
y viceversa
caricias de los dedos de mis pies
a los espacios húmedos y suaves de sus adentros
correspondiendo con la caricia de sus pies
a mis erecciones
para hacer con los pies las caricias que deberían hacer las manos
caricias a su sangre menstrual
que se queda en mis manos después de un día de ires y venires
para que yo mismo acaricie mi rostro pintándolo de rojo
caricias a los pies del hijo de sangres ajenas
que ya me había asumido como su sangre propia
caricias del camarada al combatiente muerto
caído en combate
en la caricia al gatillo que nunca hizo el disparo
caricias de la amante al papel que dice
que ya no podrá acariciar el rostro y el cabello
del soldado invasor
que antes de perecer en tierras ajenas
masacró las caricias de los niños
porque simplemente eran daños colaterales
caricias a los pensamientos de mi propia muerte

caricias mías al cuerpo recién nacido
recién
apenas hace dos horas
caricias a la niña de los catorce
que pide la presencia de mis caricias en sus virginidades
así su cama se queda oliendo a mis caricias
por el resto de las noches
caricias a la flor que espera mi paso todos los días
para sentir una caricia de ida y otra de regreso
caricias de poemas tan viejos como mis pasos
tan antiguos como el comienzo de mis apellidos
caricias de sueños incumplidos
pero que todos los días aparecen de una u otra forma
desde lo más profundo de mi respiración
caricias hechas con la misma respiración
como si la respiración fuera una mano
caricias de película del domingo en el cine del barrio
caricias de la obra de teatro que hasta el día de hoy
recuerdan mis hijos en nuestras risas
caricias hechas en medio del río
para bendecir su vientre con mi nombre
caricias de vino tinto
del más barato
para emborrachar nuestros sentidos
y adornarlos con caricias que no sabíamos que existían

caricias en caracas
amante mujer
amante ciudad
caricias en barquisimeto
amante ciudad
amante mujer
caricias en mérida y en san cristóbal
amantes ambas
las ciudades y las mujeres
caricias de amantes de carretera en hoteles para camioneros
y su virginidad entregada a las dos de la mañana
porque fui el único que no forzó la llegada
sino que simplemente apareció repartiendo caricias
a diestra y siniestra
caricias que reciben a los amantes en maracay
en acarigua
en las aguas frías de las playas de margarita
una acariciando primero
la otra acariciando al atardecer
ambas de manos suaves
caricias suaves
amantes suaves

caricias de las manos de ella a los pechos de ella
y viceversa
ambas guiadas por el amante de las caricias
para que siguieran siendo tan amantes
como las caricias de los tres
y las caricias que nos imaginamos
que le hacíamos a la mujer negra de la parada del autobús
caricias en la  masacre
caricias de muerte en el mavi marmara
caricias del hombre al hombre
ambos privados de libertad
ambos dadores de caricias en medio de la noche
antes que amaneciera de muerte el día
caricias del diccionario en la página 205
donde dice:

ital. carezza
acción de rozar con la mano a alguien o algo para demostrar cariño o delectación
roce o impresión suave de algo que produce una sensación agradable… la caricia del sol
beso
abrazo o cualquier demostración de amor o afecto

caricias de mi tiempo
que siempre aparece en tu sonrisa demasiado tarde
caricias a tus ojos
caricias a tu vientre
todo mis valores entregados con tal de acariciar tu vientre
caricias de mis libros a tus ojos
caricias de mi hijo libro a tus ojos
caricias de las hojas de mi hijo libro
durmiendo en tu pecho
desde que conozco tu pecho
quiero acariciar tu pecho
dormirme acariciando tu pecho
caricias a la tarde de un domingo nublado
en que me gustaría que estuvieras a mi lado para acariciarte
y que tu lo hagas con mi sueño
caricias de avenidas y calles de barrio
caricias de encuentros en la puerta del silencio
o caricias que nacen en la gritería de los niños
caricias a tu monte de venus
media noche acariciando tu monte de venus
hasta que tus deseos den la orden
de que las caricias bajen las escaleras

caricias del circo
y su olor a niña de escuela
caricias del cine los domingos
y el descubrimiento de nuevos olores
de nuevas sensaciones
de caricias desconocidas
caricias en el baño
encontrados en la casualidad de unas caricias
que nunca pudimos olvidar
y que hoy soy caricias cómplices
mirándonos desde una mesa a otra del café
caricias por debajo de la mesa
vos abriendo las piernas y guiando mi mano
vos apretando tus piernas
para que no se saliera la mano acariciadora
dolor de mis dedos acariciantes
continuación de las caricias en mi carro
continuación de las caricias en mi cama
me quedo con una condición
que el resto del tiempo me enseñes
todas las caricias que conoces
me hagas la alumna predilecta de tus caricias
caricias que sellaron el trato
para que hoy ella sea la mejor acariciadora de la ciudad

caricias
caricias de escaleras
cuando ella subía delante mío para que viera sus lugares sagrados
donde ordenaría después que hiciera mis caricias
mientras ella mordía la almohada
y llevaba mi cuerpo a taladrar el suyo
caricias en la casa de los fantasmas
donde sus incontenibles orgasmos se hacían orines
y clamaba porque no dejara de acariciarla
así el viaje se hubiese acabado para los dos
los dos haciendo caricias
secando sudores con las caricias
calmando los estertores de las piernas con caricias
no dejes nunca de acariciarme
dijo
así las rabias nos separen
así los odios nos dividan
entra siempre a mi cama y lléname de caricias
hazlo aunque a mi lado duerma otro hombre
que seguramente no aprenderá nunca a acariciar como vos
dijo
siempre sentirás mis caricias
dije
te las haré por teléfono
te llegarán mis caricias por correo electrónico
oirás repiques y serán mis caricias
dije
y así ha pasado por los siglos de los siglos

caricias que llevo de un lado para otro en mi pendrive
caricias de mundial de fútbol femenino
donde se hacen más caricias que goles
donde toda la ducha es una sola caricia
donde todos los cuerpos se acarician
para recuperar fuerzas y ganar la copa de oro
caricias de ella a ella
sentadas en un banco de 5 de julio
el viernes a las tres de la tarde
caricias de una a las lágrimas de la otra
caricias de mis manos a sus tetas
mientras la cámara grababa mis silencios
mis temores
mis palabras
palabras caricias
temores caricias
silencios caricias
tu nombre caricias
algún día pronunciaré tu nombre
en medio de todas las caricias que nunca te han hecho

caricias del ave fénix y prometeo
caricias en la mañana a la vendedora de café y empanadas
carias del dolor  y las lágrimas de toda la noche
por el golpe recibido desde la voz débil
del hombre que comanda nuestras libertades
caricia de la sonrisa alegre por la esperanza
y razonar que hombres de esta talla
no están hechos sólo de carne y hueso
sino de una materia más fuerte que cualquier cáncer
la caricia del coro que dice
pa’lante
pa’lante siempre
pa’tras sólo para mirar la historia
entender el presente y asumirlo con alegría
fuerza y esperanza
es la caricia del hasta la victoria siempre
y más que nada la caricia de entender
que las luchas no tienen nombre
no son un hombre
la lucha es la más intensa de las caricias
que puede hacer nuestra dignidad
la caricia de que no se repita nunca
jamás
la lista de nombres torturados
muertos o desaparecidos
es la caricia que nos identifica en el color rojo

de 8 a 12 y de 2 a 6 las caricias
de todos los colores y sabores
las caricias
mantas para el frío las caricias
caricias en caliente por el suceso
caricias editadas en blanco y negro
caminos de caricias para llegar a la noche
al poco tiempo del descanso
ganancias de caricias en los repartos de bienes
vienes a mis caricias o me voy tras de ellas
que es como decir
te regalo una caricia
ahora
en este momento
justo cuando comienza la lluvia…



“fiesta de manos finalizando junio”
adivinando caricias que todavía no conoces
y otras
que forman parte de nuestra propia historia
de nuestro futuro

Friday, July 22, 2011

OTRA PROMESA

TAMBIÉN LO HARÉ CON EL BLOG DE LA VESÍCULA ANDARIEGA...

PALABRA DE POETA

PROMETO TRABAJAR EN ESTE BLOG LA PRÓXIMA SEMANA (del 25 al 29 de junio de 2011), PALABRA DE POETA...

Saturday, February 19, 2011

mi patria es inmensa

pero cabe en las manos del soldado de la guardia de honor

que la hizo flamear en el techo de miraflores

un 13 de abril o un catorce

da lo mismo

fue el mismo día

mi patria es inmensa

tan inmensa como ese 13 de abril

como el 14

un 19 de abril o cualquier día laborable

en cualquier ciudad o pueblo de mi patria

los obreros toman su arma en plena madrugada

y regresan a las trincheras de las voces de sus hijos

y a los rescoldos de los socavones de su hembra

a eso de las diez o doce de la noche con las manos heridas

mi patria es inmensa

pero cabe entre los juguetes de mis hijos

en su alegría cuando ven la imagen del comandante

llamando a la lucha

o en los cantos que no dejan de decir

adelante comandante

que el pueblo unido

jamás será vencido

mi pueblo no para de cantar

canta con sus lágrimas

canta incluso con sus muertos

y le canta a los que vienen naciendo

y cuando mi pueblo abandona el calor del vientre

ya canta y empuña el arma dispuesta al disparo

de los que han dejado su sangre en la tierra de mi pueblo

mi pueblo nace con un tatuaje en la piel del corazón

que dice que aquí no se rinde nadie

así pasen 200 años

por los rastrojos de nuestros pasos…


“el combate de mi pueblo”